La duración de la visita es de unas 2 horas, por lo que no hacemos ninguna pausa. Podemos hacer un rápido descanso para ir al baño si alguien lo necesita. No paramos para comer ni beber.