Claro que puedes. Es libre de unirse y de marcharse. Sólo le pedimos que avise a su guía para que no tengamos que buscarle.