La única fuente de ingresos de los guías son las propinas que la gente generosa se cree merecedora después de haber hecho el impresionante recorrido. No nos patrocina la ciudad ni nadie. Cualquier propina es aceptada por supuesto, de esta manera, cualquiera puede unirse sin importar cual sea su presupuesto para viajar.